miércoles, 23 de mayo de 2007

Curriculum Vitae - Remuneración Pretendida

Una vez que tenemos el CV listo para ser enviado y una oferta a la que queremos postular, ¿ como definimos la remuneración que pretendemos para ese puesto ? ¿ Lo incluimos en el envío? ¿ Es un filtro estricto o negociable?

Hoy en día, y creo que a veces en base a malas experiencias, los candidatos del mercado de IT, suelen tomar decisiones al respecto, que afectan postulaciones que - habiendo actuado en otra dirección - hubieran culminado exitosas, para ambas partes.

La remuneración que el postulante pretende para un puesto, debe ser informada. Algunas empresas o consultoras, no continúan adelante un proceso sin este dato. En mi caso, trato siempre de evaluar el marco completo y si el perfil es acorde a la búsqueda, no frena un proceso que el candidato no informe su salario pretendido, por lo menos en las primeras etapas. Pero a veces, los tiempos hacen que tenga 100 CVs para un mismo puesto y cuantos mas datos permitan adecuar ( sin hacer perder tiempo al candidato) la postulación a la oferta, mejor y la remuneración permite avanzar en este aspecto.

En todo caso, podemos usar una frase que enuncie una remuneración pretendida indicando un parámetro y no un número cerrado. O sea, indiquemos si es el "piso", el "ideal abierto a evaluación en el marco de un puesto concreto y responsabilidades asociadas", o " la remuneración actual, por lo cual , el cambio de empleador se daría solamente en un marco remunerativo superior", o algo similar.

Por otro lado, cuando se enuncia un monto pretendido debería describirse si el monto incluye o no beneficios. Tickets, medicina prepaga, bonos, premios, etc.

En ese caso, podemos indicar que la remuneración es "sin incluir ningún beneficio", o "negociable en el caso de contar con beneficios", por ejemplo.

Cuando no se conoce si el sueldo pretendido ( casi siempre en relación a la actual remuneración) está dentro de los parámetros del mercado ( por alto o bajo), debería hacerse una investigación previa con conocidos para el mismo perfil, en Internet, mirando las ofertas laborales activas para ese perfil.

En ese punto, las empresas a veces contribuimos al desconcierto cuando no informamos el marco de remuneración acorde para un perfil. Esto está relacionado con que no hay en el mercado actual y en la Argentina en particular, un marco estipulado de valores de mercado para salarios.

En USA hay sitios de Internet, donde las personas pueden saber el valor de sueldo de mercado, para su perfil, y zona de residencia.

Otro punto a tener en cuenta es el NETO o BRUTO. Tomemos como NETO el valor que en el recibo de sueldo, luego de realizar al sueldo BRUTO todas las deducciones y beneficios ( asignaciones familiares, etc)

Al enunciar la remuneración pretendida siempre debe informarse si es BRUTA o NETA. Y si no conocemos como deducir una en base a la otra, y siendo que el NETO el lo que finalmente cobraremos, podemos usar la fórmula "remuneracion BRUTA acorde a un NETO de $ xxx".

6 comentarios:

King of the Spirits dijo...

Totalmente de acuerdo, sobre en estipular rangos y no cifras fijas porque convengamos que las empresas también se abusan y tienden a escatimar.

Por ejemplo si un perfil es de 4000 esperan a que el postulante diga un valor y pagar lo menos posible, por ejemplo si le pagaban 3000 y pide 3300 le dicen que si en lugar de ofrecerle aunque sea 3800 que ya estarían ganando
y todos saldrían contentos.

Anónimo dijo...

Muy bueno su blog.
Las postulaciones ofrecidas ya tienen bastante de reserva como para ocultar un elemento esencial en la relación de trabajo que es la remuneración.
Creo que la falta de publicar la remuneración, por parte de las empresas, es una práctica poco seria, que atenta contra las pautas básicas de respeto por el otro y genera una pérdida de tiempo para todos, en especial para alguien que no tiene usualmente trabajo. Yo, como encargado de búsqueda y selección he sido siempre específico en este aspecto y no he tenido problema alguno. Al menos se debería publicar un rango.
Saludos, Mariano

nosequeseyo47 dijo...

Lo que suele pasar tambien es q si uno dice un monto ( ya sea fijo o un rango) despues si queres exigir mas te recuerdan lo q estipulaste como remuneracion pretendida y q ahora no podes reclamar nada.
Soy una persona con buena preparacion pero no tengo casi experiencia, y creo que cuando debo ingresar remuneracion pretendida al CV, seguramente no me llamaron por ese cuestion, ya q varias veces no he puesto en numeros sino: pretendo una remuneracion segun las leyes laborales o convenios colectivos de trabajo, y tal vez las empresas no quieran o no puedan pagar eso, y etnonces no me llaman.... Tambien teniendo en cuenta q estoy en una provincia no muy generosa ,como es Corrientes capital.
Si pueden ayudarme a como pensar o si tengo igual q escribir una cifra de acuerdo a varias cosas y no solo lo q dice la ley....
Gracias

top gun dijo...

El problema no es tan simple como parece. En mi caso, soy data-entry con más de 10 años de experiencia y pedir "remuneración pretendida" me parece desacertado o irrespetuoso ya que también depende de la urgencia por trabajar (estamos en Argentina) y los empleadores se comportan como si vivieran en otro país. Lo veo más como una viveza para descartar, además hay diferencias abismales en este rubro, realmente vergonzantes algunas. Merecería una investigación más seria este tema.

Mariana Riva dijo...

"Top Gun" no coincido con tus comentarios. No veo como irrespetuoso una consulta y creo que hoy ( insisto) en general el pretendido manda sobre el ofrecido en la mayoría de los casos.

top gun dijo...

Bueno, aclarando mis conceptos, debo expresar que no puede hablar de dolor quien no sabe lo que es por no haberlo sencillamente "experimentado", lo digo con sincero respeto por las diferentes opiniones.
Lo que quiero decir es que muchas veces la remuneracion pretendida nos juega en contra por bien calificados que estemos.
En mi opinión personal, una organización que prioriza la importancia de un número determinado de pesos (remuneración pretendida) anteponiéndola a los valores individuales del postulante deja un concepto negativo en cuanto a su política de valoración de los recursos humanos.